Sabéis que siempre me gusta comentar el significado de las obras, pero esta en concreto no tiene mucha explicación. Ha sido, simplemente, un ejercicio de pura diversión. La idea se trataba de hacer un tipo de sirena diferente. En lugar de ser mitad humana mitad pez por la parte inferior,  decidí que fuera a la inversa, que la mitad híbrida empezara por la parte superior.

Aquí os muestro una imagen para que podáis apreciar todo el detalle de la obra. Y es que en esta en particular, me he esforzado mucho para que tenga todo lujo de detalles, para que fuera todo lo fiel posible al boceto original. NOTA: el maquillaje, aunque parezca mentira, lo he hecho completamente por ordenador, la modelo de la foto estaba sin maquillar, y me doy cuenta que no se me da nada mal esto de maquillar.