Es hora de transmitir a las nuevas generaciones los verdaderos conocimientos universales, dejar de apoyar esas enseñanzas basadas en el miedo que nos han pasado nuestros padres y a su vez los padres de nuestros padres, «si no estudias, no conseguirás un buen trabajo» y cosas por el estilo, pensamientos erróneos que nos alejan de lo verdaderamente importante, ser felices con lo que tenemos y con nosotros mismos. Ser individuos independientes con pensamientos propios y forjar cada uno nuestra idea de la verdad. Deja de creer todo lo que aprendiste en la escuela, vuelve a re-aprender, sea usted crítico.